Ir al contenido principal

DÍAS DE BAJONA

El enfado surge por diferentes motivos pero generalmente, en mi caso, el motivo es la comparación o el sentimiento de importar menos. Este enfado pensado así de forma general puede llevar a lo peor porque, así tomado en general es verdad que yo soy menos, llevamos menos tiempo.

Cuando me siento menos valorada trato de pensar en todo lo que ha /han hecho y siguen haciendo para que yo esté a gusto. Trato de bajar a la realidad y pensar en situaciones concretas. Teorizar sobre algo general sin concretar en cuáles son lo actos que nos hacen sentir bien o mal no es la solución a nuestros momentos de bajón. Sin embargo, si pensamos en hechos concretos, buenos y malos, y tratamos de hacer un balance de cómo nos sentimos recordando lo que pasó, o lo que no pasó y nos hubiera gustado que pasara o que no pasara; si conseguimos "revivir" estos momentos podremos hacer un balance, subjetivo, eso sí, y saber qué situaciones nos hacen sentir mal y descubrir los motivos por los qué nos hacen sentir mal esas determinadas situaciones. Si descubrimos el hecho concreto que nos hace sentir mal la dificultad es más fácil de resolver.





Sé que ese miedo tiene un botón de off, pero en cada situación está puesto en un sitio distinto y hay que encontrarlo cada vez. Para cada situación de miedo hay un disparador distinto. Cuando se tiene miedo, el resultado habitual es el cabreo, pero encontrar por qué surgió ese miedo es la tarea fundamental para acabar con él. Si vas ganando confianza en tu pareja además esa tarea se vuelve muy terapéutica y fomenta y fortalece la confianza en tu amor y en tu amor y tu metamor como pareja.

Cuando el cabero sale a la luz, en mi caso por lo menos, es un cabreo generalizado. Algunas veces pienso que el cabreo es porque tiene otra pareja a la que también presta atención, pero si consigues ir de lo general a lo particular  al final descubres que te has cabreado porque no le ha dado al Like en tú publicación de Facebook, o por que no te contestó a un Whatsapp. Si hubiera apretado el botoncito con el dedo hacia arriba, o te hubiera contestado con siete caras con los ojos fuera de las órbitas en forma de corazón, el hecho de que tenga otra pareja habría pasado a un segundo plano. Pero no lo hizo y, como estas en esta situación, todo lo relacionas con el hecho de que "existe alguien más" cuando en realidad el problema no es ese, sino que el problema es que no te prestó la suficiente atención en el momento que tú querías. Esto es sólo un ejemplo.

A partir de hay que plantear una forma de expresarnos que nos permita decir lo que sentimos sin ofender al otro, o tratando de no ofender al otro u otros en este caso. No siempre es fácil. Creo que al final aceptar dónde estás y "confiar" en las personas con las que ha aparecido, por el transcurso del tiempo, una relación de confianza es lo mejor que se puede hacer.

Para luchar contra el miedo  es muy importante confiar en quién según tu teoría es el agente de tu miedo. En mi caso es mi metamor (habrá otro post específico sobre él). De la relación que se genere entre los dos (tu metamor y tú) dependerá en gran parte el éxito de la convivencia.

Ya hablaba en este post:  TIPOS DE DINÁMICAS /RELACIONES sobre la relación entre tu metamor y tú. Es la tercera que surge por orden de aparición pero no de importancia.
Entender que la otra persona no representa una amenaza para tu relación es la base de la relación a tres y de alguna forma esa es la confianza que depositas en tu vértice con la complicidad de tu metamor. La existencia de su pareja, la de ellos, no representa una amenaza para la tuya. Ni la tuya para la de ellos.

Comentarios

  1. Me siento tan identificada en el post... los pollos que he montado por miedos e inseguridades, además no me ha hecho falta enfadarme, lo somatizo y tengo pesadillas o me pongo enferma...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario. Espero que esta entrada y el blog en general te sirvan de ayuda. Un saludo!

      Eliminar

Publicar un comentario

LO MÁS VISTO

EL EMBARCADERO

Hemos empezado a ver en casa "El Embarcadero" o también podría titularse "Yo es que soy poliamoroso pero mi mujer no lo sabe". La historia va de un señor que está casado con una señora  y que, por circunstancias de la vida, un día conoce a otra señora y se enrolla con ella pero no se lo cuenta a su mujer y así pasan ocho años hasta que no se sabe por qué todavía (vamos por el capítulo cuatro) decide suicidarse. Y es así que le deja a su mujer un marrón de tres pares de narices porque descubre todo el pastel cuando su marido ya se ha suicidado. Yo creo que esto no es poliamor, esto es lo que tradicionalmente se ha venido conociendo como ponerle los cuernos a tu señora esposa
La serie me parece bastante absurda en su planteamiento, si pretende venderse como serie con trama poliamorosa. Y me pregunto: ¿Alguno de los guionistas habrá buscado el significado de la palabra poliamor?




Poliamor:
"Se refiere a mantener relacionesamorosas o sexuales, de manera simultánea…

MONOAMOR

Hablaba esta mañana con mi pareja. Y me he dado cuenta de que mi problema es que no sé dónde estoy, que no sé lo que me pasa. Como decía Ortega y Gasset: “que no sabemos lo que nos pasa: eso es lo que nos pasa.” Y me acabo de dar cuenta de que exactamente ahí es dónde estoy en un sinsaber, que no es lo mismo que un sinvivir.
Estoy viviendo con mucho amor y con mucho asombro todo lo que me lleva pasando en lo emocional desde hace dos años y medio a falta de unos días. Me asombro a mi misma de seguir aquí y lo que es mejor: de querer seguir; pero necesito saber dónde estoy, ponerle etiquetas y a mi, lo de la monogamia, no me encaja ya... Yo no me puedo denominar monógama porque mi pareja no está sólo conmigo, tiene además otra pareja,  eso no es tener una relación monógama, así que me he puesto a buscar. Aquí os dejo una morcillaca de las definiciones que he sacado de la wikipedia (vamos, donde busca el promedio de la gente normal) de poliamor, monogamia y las diferencias y similitudes en…

EL AMOR Sí DUELE

Es mentira que el amor no duela. El amor duele y a veces mucho.
Estoy en una relación que duele, no que me hace daño, que es distinto. El amor que estoy viviendo, y lo llamo así conscientemente, no voy a emplear términos psicológicos ni llamarlo vinculo afectivo sexual  ni mierdas por el estilo porque no lo es. Es AMOR. Con mayúsculas. Cómo decía, el amor que estoy viviendo es lo más parecido a lo que estaba buscando, también es una las experiencias más duras, y no han sido pocas, por las que he pasado.Y garantizo que duele, pero también sirve para pensar y para conocerse a si mismo y para entenderse a uno mismo (escribo teniendo muy en cuenta el género con el que me designo.)

Ahora estoy jodida? Mucho. Las cosas son como quiero? No. Tengo miedo? Si. Eso significa que no nos queramos? No.

Pero te da miedo cuando ves que te quedas sola. Cuando no tienes claro cómo de importante eres cuando no estás. Cuando estás convencida de que eres completamente reemplazable. Da miedo y da vértigo.