Ir al contenido principal

TIPOS DE DINÁMICAS/RELACIONES.

En una relación en uve (V) en la que hay un vértice y en la que los dos extremos no tienen vínculo sexual entre sí podría parecer que solamente hay dos relaciones, la del vértice con cada una de sus parejas. Si no hay convivencia y las relaciones, o una de ellas  no tiene y no se pretende que tenga más profundidad, la situación puede mantenerse así. Cuando hay convivencia esto cambia radicalmente y las dinámicas se multiplican.

Las dos relaciones mas importantes y que son las que al final hacen que se forme la V son las del vértice con sus respectivas parejas. La tercera por orden de aparición, no de importancia, es la que por "necesidad" debe surgir entre tu metamor y tú. Esa relación, es casi tan importante, en otros términos, por supuesto, como la que mantienes con tu amor. Si la relación con tu metamor no es relativamente satisfactoria pueden surgir situaciones incómodas y dificultar la convivencia. Tu metamor no tiene que ser tu mejor amigo, por supuesto, pero debe existir, para que la V "se pronuncie bien" por lo menos una sintonía entre los dos. Esto facilita mucho las situaciones y más si eres monógama.

Pero no es esta sólo la relación que toma importancia. La convivencia "obliga" a mantener una relación a tres. La relación a tres, parece que es la más prescindible ya que aunque esta no exista, si las relaciones del vértice con los extremos y la de los extremos entre sí, son buenas, la convivencia sera agradable, pero si el vértice tiene una relación sana con los extremos y a su vez también la tienen los extremos entre sí, parece de sentido común pensar que surgirá una buena relación a tres. Parece que la relación a tres es una consecuencia de la salubridad de las tres relaciones, llamémoslas principales.

Hay otras dos relaciones que, aunque pasan más desapercibidas, son mas sutiles, también influyen y condicionan el funcionamiento de la relación con tu amor. De alguna forma derivan de la relación a tres y van surgiendo dentro de esta en función de la situación en la que se encuentre la trieja. La primera de ellas es tu relación tu amor y tu metamor pero vistos como pareja, tuya hacia ellos y de ellos hacia ti y la relación de tu metamor con respecto a tí y a tu amor como una pareja, también en los dos sentidos. Estas relaciones pueden afectar de forma indirecta a la pareja que formas con tu amor y por supuesto que afectan a la relación a tres y a ti misma de forma individual.



En la que surge, de ellos como pareja con respecto a ti y de ti hacia ellos: estas sola. Podrán ayudarte a posteriori en las dificultades que surgen, tanto tu amor como tu metamor, pero a priori estas sola frente a ellos dos como una unidad, como pareja. Si tu amor y tu metamor son personas que saben de qué están hablando,tienes una oportunidad estupenda para explorar tus miedos en un entorno seguro, trata de aprovecharlo. Si lo que dicen no concuerda con lo que hacen, sal corriendo en dirección opuesta lo antes posible. Ten en cuenta que todos nos equivocamos alguna vez, incluida tú, por lo que hay que ser flexible y perdonar errores. Así, también te perdonarán los tuyos que, ten por seguro, vas a cometer. A la inversa, es decir en la relación que se crea de ti hacia ellos, Un consejo así, general: procura no meterte. A veces algo te salpica, si son cosas de la vida diaria o un problema suyo trata de ayudar o cállate, pero no estorbes.

En la que surge de ti y de tu amor con respecto a tu metamor:  hay que tratar de ser inclusiva y generosa, procura hacerle un hueco en las cosas cotidianas, no tiene por qué entrar en la cama si no quieres, por supuesto. Pero piensa que él está en el otro extremo de la V con respecto a ti.


Comentarios

LO MÁS VISTO

TU METAMOR

Tu metamor, como diría el mío es como el "cuñao" y hay cuñaos con los que te llevas bien y "cuñaos" con los que no (hablo en masculino porque creo se entiende mejor el sentido del término "cuñao"aunque cuñás, también existen). Eso es así; y el requisito más deseable que puedes encontrar en tu metamor es que sea compatible contigo.

Por supuesto que también puedes no llegar a conocerle, aunque yo creo que si pretendes tener con tu amor una relación más profunda y la suya ya lo es; tarde o temprano tendrás que pasar por el trance. Yo preferí hacerlo más temprano que tarde.

Sinceramente, no sé cómo hicimos para caernos bien. Supongo que tenemos un interés común superior. Supongo que él nos lo ha puesto muy fácil desde el principio (en el sentido de ceder para que yo tuviera más tiempo) y yo traté de ir haciéndoselo más fácil en la medida de mis posibilidades, que cada vez han ido siendo más. Supongo que somos parecidos en muchas cosas. Supongo que los dos hic…

NIÑO INTERIOR

Tengo un niño interior que se pasea de "niño sumiso" a "pequeño profesor" como el que anda por el pasillo de su casa. El niño sumiso tiene miedo y el "pequeño profesor" intenta ser adulto en un mundo que desconoce. Pero no sabe cómo. Cómo se es adulto si todavía no se sabe simplemente ser niño?

Mi niño creativo quiso entrar aquí, la emoción, ya se sabe. El adulto pensó que ella era seria y que ofrecía algo sincero, aún en circunstancias especiales; y el padre no tuvo mucho que decir, sólo se dispuso a esperar ver, paciente, el cadáver pasar.

Ahora, una vez dentro, el niño es muy feliz muchas veces, pero otras se siente triste porque no se siente amado, el objeto de su amor está amando a otro. El padre aprovecha para decir que, como siempre, ha actuado mal y no merece ser amada y que la están engañando, siempre la están engañando porque no es capaz.




El adulto simplemente se pone serio y no dice nada. Trata de valorar si el esfuerzo merece la pena. Trata de…

EXPECTATIVAS

Pareciera que tienes que dejarle absoluta libertad al otro para ser lo suficientemente poliamorosa, no puede molestarte nada, no puedes querer nada, porque entonces no eres poliamorosa. Ese tipo de relaciones en las que tienes que "entender" que no puedes ponerle cortapisas al otro me recuerdan un poco a esas relaciones, heterosexuales y monógamas, espero que ya no en vigor, en las que la mujer tenía que entender las "necesidades" del marido. Creo que los extremos no son buenos. Una persona, mejor dicho, el extremo de una persona, que sólo piensa a través del sistema de valores de la libertad, es difícil que cubra las expectativas del otro. Si la otra persona está situada en el mismo extremo, no sabría decir cómo funcionaría esa relación ni si es posible.

Cuando una persona sólo se queda en su posición esperando que todas sus necesidades y deseos sean cubiertos y se respeten todas sus libertades, a pesar de los deseos de los demás, e incluso imponiendo a los demás …